¿Qué puedo hacer con los muebles que no quiero antes de una mudanza?

Si estás por realizar una mudanza seguramente te encontrarás con objetos que ya no necesitarás pero, que no deseas tirar a la basura como por ejemplo ropa, cuadros, enseres o muebles.

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones acerca de que hacer con los muebles que no quieres antes de una mudanza:

Regalar

Ofrece entre tus familiares, amigos y vecinos los muebles que no llevarás contigo, seguramente habrá entre ellos alguien interesado en tenerlos. Es muy importante que limpies los muebles un poco antes de regalarlos, esto dará a quien los reciba una buena impresión de ti.

 

Donar a instituciones benéficas

Actualmente existen muchas instituciones benéficas que se encargan de ayudar a personas en situaciones de pobreza, enfermos y personas sin hogar, dirígete a alguna de estas instituciones y ofrece en donación los muebles que ya no necesitarás, gustosamente los recibirán y en la mayoría de los casos ellos mismos acuden a buscarlos al lugar indicado costeando por sí mismos los gastos de transporte.

Venta privada
Si deseas sacar un mayor provecho y ganar algo de dinero puedes realizar una venta de privada días antes de realizar la mudanza. Limpia y decora un poco los muebles que ya no necesitas para que las personas que acudan al lugar el día de la venta garaje se decanten rápidamente por ellos y los puedas vender con facilidad. Ofrece los muebles a un precio razonable y brinda pequeños descuentos si te los solicitan, esto hará más rápida la venta.

Como guardar arte en un trastero
Si deseas guardar fotos familiares antiguas, dibujos, grabados, cuadros y otras obras de arte que han permanecido en tu familia por generaciones, debes de tener en cuenta las recomendaciones que te ofrecemos para guardar arte en el trastero sin que las mismas no sufran daños y se conserven en buen estado.FotografíasLas fotografías deben ser manipuladas con mayor cuidado ya que son más susceptibles a sufrir daños. Debes separarlas con hojas de papel cebolla para evitar que con el transcurrir del tiempo se deterioren o manchen, luego colócalas en el interior de una caja previamente identificada.Arte en papelLo más recomendable es que este tipo de arte sea guardado en una carpeta, separando cada elemento con hojas de papel cebolla que lo mantendrán intacto dentro del trastero.

Cuadros
La mejor opción es utilizar plástico de burbujas para envolver los cuadros antes de guardarlos en el trastero. Este tipo de plástico los protegerá de plagas como la polilla y de la humedad, para aumentar la protección de los cuadros es recomendable que una vez se encuentren envueltos sean colocados en cajas de madera, esto para prevenir daños ocasionados por otros objetos.

Ordenar los cuadros

Los cuadros deben ser ordenados todos de pie una vez hallan sido envueltos, y cubiertos con un plástico o con tela. Es muy importante evitar apilarlos sobre otros para evitar que sufran daños.

Identificar los objetos

Una vez estén envueltas todas las obras de artes coloca sobre ellas una etiqueta que los identifique y haga más fácil su posterior ubicación dentro del trastero. La etiqueta debe llevar el tipo de obra, una descripción y el nombre del autor de la misma.

Comprar plantas tras una mudanza
Tras la mudanza, plantas
Acabas de colocar un montón de cajas pesadas en el suelo, tienes los muebles a medio montar, los viajes en coche para traerlo todo han consumido tu presupuesto de combustible, llega la noche y estás en tu nuevo hogar. ¿Qué más se puede hacer?Personalizar el nuevo hogar y colmarlo de vida desde el día después de la mudanza es una prioridad. Al fin y al cabo, lo mejor es sentirte cómodo desde el primer momento. De no hacerlo, pasa lo que pasa: uno se desentiende, se acostumbra al caos en torno y termina viviendo entre restos de mudanza durante semanas.

Revitaliza el ambiente
Lo mejor que puedes hacer es ir a la floristería más cercana y darle un toque de color a tu hogar. Combina flores y plantas. Las primeras son provisionales, pero su color te infundirá energía. Las segundas darán la sensación de estabilidad: son seres vivos de los que ocuparse día a día, así que te darán la fuerza de la rutina y la ternura del cuidado. Te harán sentir en casa pronto. Ya no vivirás aburrido, pensando en todo lo que queda por sacar de las cajas, sino que el color y la vida vegetal te saludarán cada mañana. ¡Genial!

Los beneficios se amplían: los vegetales renuevan el aire, eliminan los olores de las pinturas y el polvo, perfuman y alegran con sus flores y son motivo de charla con los nuevos vecinos, ayudando a socializar. Y no digamos cuanto decoran.

¿Cómo preparar un piano para una mudanza?
 
Una mudanza siempre es complicada, mucho que empaquetar y cada cosa de la forma adecuada para que llegue en perfecto estado al destino. Especialmente si son objetos voluminosos y muy frágiles, como un piano. Puede parecer misión imposible, pero siguiendo estas pequeñas instrucciones, evitaremos llevarnos sorpresas desagradables.En primer lugar, hay que pensar que se trata de un instrumento y no de un mueble cualquiera que se puede desmontar y volver a montar sin problemas. Hay que tener en cuenta su peso y dimensiones, ya que no conviene ladearlo, ni moverlo a pulso sin la maquinaria adecuada, porque podríamos hacernos mucho daño. De acuerdo con eso, se traza un plan y se decidirá por donde se sacará y qué maquinaria necesitaremos para el traslado.Antes de iniciar el proceso, desmontaremos cualquier parte que sea posible y que facilite la mudanza del piano, lo cubriremos con fundas protectoras o el embalaje adecuado para evitar rozones, golpes, o problemas similares, y después ya sí empezará la mudanza propiamente dicha con el material y equipamiento requerido, ya sean correas, tarimas, robots, poleas, camiones con grúa o elevadores, dependiendo de la altura y características del piso o la casa de la que sale el instrumento y a la que se va a trasladar.

Debido a su gran complejidad, existe la posibilidad de contratar un seguro que cubra cualquier daño que pueda surgir. Aunque si analizamos bien la situación, establecemos la estrategia correcta, y contamos con el equipamiento necesario, la mudanza del piano irá perfectamente.

Como preparar una habitación antes de pintarla

Si estás pensando pintar alguna habitación o pasillo de tu casa es importante preparar la sala para ello. Puede parecer tedioso pero evitarás los inconvenientes que puedas sufrir con sólo dedicar algo de tiempo. Los pasos son siempre iguales, da igual el tamaño o forma de los cuartos.

Vaciar la habitación
Quita tantos muebles y accesorios de la habitación como te sean posibles, por muy confiado de que no mancharás algo piensa que la pintura salpica demasiado. Si algo es grande o pesado para sacarlo, colócalo en el centro del cuarto y cúbrelo con plástico, evita el papel. Si no tienes sitio para guardarlos, puedes alquilar un guardamuebles.

Colocar cinta de pintor
Usa la cinta sobre interruptores, enchufes, lámparas, marcos de puertas y todo elemento que pueda mancharse de pintura. Si tienes un suelo delicado cúbrelo con un plástico amplio y asegura los bordes con la cinta. En suelos normales bastará con papel de periódico y tener a mano la fregona para limpiar las gotas al pintar.

Quitar clavos y tornillos
Quita clavos y tornillos de la pared con cuidado para no dañarla. Cubre los huecos con masilla y lija la superficie. Si no dispones de masilla puedes utilizar pasta de dientes. Si notas que alguna superficie de la pared no está lisa, lija la zona.

Limpiar las paredes
Como último paso, limpia las paredes. Espolvorea si hay polvo o telarañas, luego friega toda la superficie con una esponja empapada de agua tibia con jabón de platos. De este modo la pintura se adherirá mejor. Deja secar y listo.

Qué debe tener tu casa de alquiler para que tus inquilinos no se vayan

Con la llegada del verano muchos universitarios comienzan a buscar piso, un nuevo hogar en el que sentirse confortables y relajados para afrontar con energía y seguridad las duras jornadas docentes.

Por este motivo, como buenos arrendadores, es de vital importancia el poder mantener unas condiciones dignas y en las que el inquino se sienta satisfecho.

En primer lugar, una casa de alquiler debe tener los muebles básicos, como cama, mesas, sillas y escritorio. Un estudiante es una persona que pasa mucho tiempo sentada instruyéndose con dedicación, por lo que es importante presentar un buen mobiliario; pero sobretodo, cómodo.

También es crucial disponer de algunos aparatos eléctricos y electrodomésticos necesarios, como microondas, lavadora, plancha, televisión e incluso batidora o tostadora, ya que entendemos que las personas que viven de alquiler en nuestra casa, necesitan mantener un nivel gastronómico adecuado que les otorgue motivación y así ayudarles a no gastar demasiado en comida de restaurantes o comida rápido debido a que no dispongan de la posibilidad de cocinar en casa.

Otro punto olvidado por muchos caseros pero que con el transcurso de los días se va haciendo más importante, es el hecho de que la casa debe disponer de algo de decoración; por muy pequeña que sea, de esta manera ayudaremos a nuestros inquilinos a recrear un ambiente más vivo y cálido para que recuerden el confort de su antiguo hogar y no sientan inseguros y con ganas de marcharse de su nueva residencia.