Cómo transportar una nevera: consejos útiles

Presta atención a los siguientes consejos para que saber cómo transportar una nevera:

1. Saca todo el contenido del refrigerador. Evita derrames o accidentes que puedan ser ocasionado por los elementos dentro de la nevera.
2. Retira los estantes. De esta manera evitas posibles fracturas dentro de la nevera o el daño total de las mismas.
3. Procura desconectarla un día antes de la mudanza. De igual forma si tienes una maquina de hielo desconéctala del filtro y seguidamente asegura el cable de instalación para que no queden sueltos y evitar posibles accidentes.
4. Limpia y seca muy bien tu nevera. Así puedes manipularla sin ningún contratiempo.
5. Asegurar las puertas de tu nevera puede ser uno de los mejores consejos para transportar una nevera de forma segura. Sin utilizar un sujetador que pueda dañar la pintura de tu nevera mantenlas firmes y que no se puedan abrir tan fácilmente.
6. Busca la ayuda de otras personas. Cargar este tipo de mobiliario suele ser muy difícil. Puedes contratar, para tu tranquilidad y seguridad, una empresa que preste servicios de mudanzas. Muchas brindan servicios de este tipo a precios muy económicos y son de gran auxilio.
7. Usa carretes o plataformas rodantes. Cargar estos equipos manualmente con el más mínimo descuido todo puede convertirse en un caos. Con mucha prudencia puedes trasladar de un sitio a otro tu nevera utilizando siempre plataformas actas para su volumen.

Para transportar una nevera de forma segura lo más recomendable seria solicitar ayuda de expertos como Mudanzas Mundivan ya que cuentan con todo lo necesario: carretillas, grúas, protectores y un equipo de profesional que sabe cómo manipular cualquier tipo de inmobiliario.