Errores más comunes a la hora de realizar una mudanza

Recordemos que las personas implicadas en un traslado de estas características no solo dejan a atrás un hogar en la que puede que lleven viviendo muchos años, también dejan atrás parte de sus vidas: recuerdos imborrables, vivencias de todo tipo, amistades, etc. Una mudanza suele ocasionar bastante estrés e intranquilidad ante un cambio tan radical emocionalmente.

La ansiedad puede aparecer también cuando la persona siente que, por motivos laborales o de cualquier tipo, no dispone del tiempo suficiente para dedicarle a la mudanza, cuestión que genera nervios e incertidumbre. Por esta serie de factores, se suelen cometer algunos errores muy frecuentes en este tipo de traslados.

Primeramente, hay que tratar de afrontar la mudanza con la debida calma. Está claro que hay que huir de las prisas, ya que desear acabar lo antes posible se puede traducir en una mala organización de la mudanza que, finalmente, desemboque en una sensación de caos total. Hemos de ser conscientes que para llevar a cabo una tarea de manera óptima se precisa un tiempo razonable.

Otro error común es no tramitar los permisos municipales oportunos que necesitarán los camiones para poder operar en el barrio. Este error puede suponer una pérdida de tiempo considerable, ya que hay que organizar y coordinar todo de nuevo para otro día.

Es habitual también que, para aligerar el proceso, se sobrecarguen las cajas de cartón con más peso de la cuenta, lo que puede ser peligroso para la espalda, además de aumentar el riesgo de que se rompan y dañar las pertenencias. Además, desmontar los muebles sin tomar nota para el posterior montaje es un grave error que puede hacernos perder mucho tiempo.

Lo cierto es que lo barato puede resultar muy caro, es por ello que delegar esta tarea a una empresa de mudanzas profesional es, sin duda, la mejor solución. De esta manera, se transportaran los enseres de forma segura, con la garantía de que ni el mobiliario ni las pertenencias sufrirán daño alguno. Las empresas especializadas cuentan con el equipo técnico idóneo para realizar estas labores adecuadamente. Asimismo, la misma empresa se puede encargar de gestionar los permisos municipales y coordinar cada uno de los aspectos de la mudanza, con el objetivo de que, al llegar el día del traslado, todo se haga de manera eficiente y rápida.

Cómo transportar una nevera: consejos útiles

Presta atención a los siguientes consejos para que saber cómo transportar una nevera:

1. Saca todo el contenido del refrigerador. Evita derrames o accidentes que puedan ser ocasionado por los elementos dentro de la nevera.
2. Retira los estantes. De esta manera evitas posibles fracturas dentro de la nevera o el daño total de las mismas.
3. Procura desconectarla un día antes de la mudanza. De igual forma si tienes una maquina de hielo desconéctala del filtro y seguidamente asegura el cable de instalación para que no queden sueltos y evitar posibles accidentes.
4. Limpia y seca muy bien tu nevera. Así puedes manipularla sin ningún contratiempo.
5. Asegurar las puertas de tu nevera puede ser uno de los mejores consejos para transportar una nevera de forma segura. Sin utilizar un sujetador que pueda dañar la pintura de tu nevera mantenlas firmes y que no se puedan abrir tan fácilmente.
6. Busca la ayuda de otras personas. Cargar este tipo de mobiliario suele ser muy difícil. Puedes contratar, para tu tranquilidad y seguridad, una empresa que preste servicios de mudanzas. Muchas brindan servicios de este tipo a precios muy económicos y son de gran auxilio.
7. Usa carretes o plataformas rodantes. Cargar estos equipos manualmente con el más mínimo descuido todo puede convertirse en un caos. Con mucha prudencia puedes trasladar de un sitio a otro tu nevera utilizando siempre plataformas actas para su volumen.

Para transportar una nevera de forma segura lo más recomendable seria solicitar ayuda de expertos como Mudanzas Mundivan ya que cuentan con todo lo necesario: carretillas, grúas, protectores y un equipo de profesional que sabe cómo manipular cualquier tipo de inmobiliario.

Cambio de armario. Trucos para guardar la ropa de forma adecuada.

Con el buen tiempo, llega el momento de hacer un cambio de armario. Con este sencillo truco, la ropa quedará protegida hasta que se vuelva a usar.
Para comenzar, es importante tener localizada las prendas que se quieren guardar. La ropa de la estación pasada se puede clasificar, bien por tipo de prenda (jerséis, abrigos, bufandas, vestidos, etc.), bien por color, o bien por tipo de tela (lana, punto, etc.). Tal vez, la clasificación más cómoda y rápida, sea por tipo de prenda.

Una de las formas de mantener la ropa fresca y limpia hasta que se vuelva a usar, es lavar todas las prendas que se quieren guardar (recomendablemente en el trastero). Una vez que se tiene toda la ropa de la temporada pasada lavada se agrupa según la clasificación que elija la persona.

A continuación, uno de los trucos que está abordando todo el mundo, por su comodidad y por su cuidado de la ropa. Se trata de unas bolsas que se pueden localizar en cualquier tienda que tenga accesorios de hogar, bazares chinos, Primark, etc. Estas cuentan con una abertura para envasar al vacío con la aspiradora, dejando así la ropa tal cual, salida de la lavadora Con su olor fresco, y por supuesto sin que le pueda entrar una mota de polvo o humedad.

Reduce su tamaño a la mitad y en una caja, no solo podrás meter abrigos, sino también otras prendas. Gracias a que estas bolsas aumentan casi el doble del espacio disponible.

Cómo sobrevivir a una mudanza internacional

Una mudanza a otro país puede ser una de las situaciones más estresantes que puedes llegar a vivir en tu vida. Por eso, para sobrevivir a una mudanza internacional debes dejar esta mudanza de esas condiciones tan particulares en manos de profesionales. Pregunta precios de mudanzas internacionales, te aseguramos que Mudanzas Mundivan te dará el mejor presupuesto.

Planifica esta mudanza con tiempo, dos semanas antes puede empezar a llenar cajas con las cosas que menos utilices mientras que lo imprescindible se podrá empaquetar justo antes de partir.

Es muy importante que repartas bien el peso. Las cajas pequeñas se las puedes asignar a los libros, o si prefieres meterlos en cajas más grandes, que sea con objetos mucho más ligeros.

Debes separar las cosas que viajarán contigo en la maleta y debes informarte sobre cuántas maletas te deja facturar la compañía con la que vuelas.

En los laterales de las cajas debes pegar papeles indicando la estancia de la casa de donde proceden los objetos. si escribes una lista en la que indiques qué objetos hay en cada caja mejor, al principio puede parecerte absurdo, pero luego es perfecto para encontrar el objeto que necesitas.

Momento de hacer la maleta.

Las fotografías, joyas, documentos, equipos electrónicos u ordenadores siempre deben viajar contigo en el avión

La empresa de mudanza internacional tiene que encargarse, sólo, del transporte de muebles, ropa, decoración libros, no de bienes personales que quieres tener en casa en cuanto llegas de viaje y que perder supondría un desastre.

Para ahorrar espacio, la música y fotos pueden digitalizarse y dejar las originales guardadas en casa de algún familiar.

Si buscas cómo sobrevivir a una mudanza internacional, no dudes en consultarnos.