Como preparar una habitación antes de pintarla

Si estás pensando pintar alguna habitación o pasillo de tu casa es importante preparar la sala para ello. Puede parecer tedioso pero evitarás los inconvenientes que puedas sufrir con sólo dedicar algo de tiempo. Los pasos son siempre iguales, da igual el tamaño o forma de los cuartos.

Vaciar la habitación
Quita tantos muebles y accesorios de la habitación como te sean posibles, por muy confiado de que no mancharás algo piensa que la pintura salpica demasiado. Si algo es grande o pesado para sacarlo, colócalo en el centro del cuarto y cúbrelo con plástico, evita el papel. Si no tienes sitio para guardarlos, puedes alquilar un guardamuebles.

Colocar cinta de pintor
Usa la cinta sobre interruptores, enchufes, lámparas, marcos de puertas y todo elemento que pueda mancharse de pintura. Si tienes un suelo delicado cúbrelo con un plástico amplio y asegura los bordes con la cinta. En suelos normales bastará con papel de periódico y tener a mano la fregona para limpiar las gotas al pintar.

Quitar clavos y tornillos
Quita clavos y tornillos de la pared con cuidado para no dañarla. Cubre los huecos con masilla y lija la superficie. Si no dispones de masilla puedes utilizar pasta de dientes. Si notas que alguna superficie de la pared no está lisa, lija la zona.

Limpiar las paredes
Como último paso, limpia las paredes. Espolvorea si hay polvo o telarañas, luego friega toda la superficie con una esponja empapada de agua tibia con jabón de platos. De este modo la pintura se adherirá mejor. Deja secar y listo.

Cambio de armario. Trucos para guardar la ropa de forma adecuada.

Con el buen tiempo, llega el momento de hacer un cambio de armario. Con este sencillo truco, la ropa quedará protegida hasta que se vuelva a usar.
Para comenzar, es importante tener localizada las prendas que se quieren guardar. La ropa de la estación pasada se puede clasificar, bien por tipo de prenda (jerséis, abrigos, bufandas, vestidos, etc.), bien por color, o bien por tipo de tela (lana, punto, etc.). Tal vez, la clasificación más cómoda y rápida, sea por tipo de prenda.

Una de las formas de mantener la ropa fresca y limpia hasta que se vuelva a usar, es lavar todas las prendas que se quieren guardar (recomendablemente en el trastero). Una vez que se tiene toda la ropa de la temporada pasada lavada se agrupa según la clasificación que elija la persona.

A continuación, uno de los trucos que está abordando todo el mundo, por su comodidad y por su cuidado de la ropa. Se trata de unas bolsas que se pueden localizar en cualquier tienda que tenga accesorios de hogar, bazares chinos, Primark, etc. Estas cuentan con una abertura para envasar al vacío con la aspiradora, dejando así la ropa tal cual, salida de la lavadora Con su olor fresco, y por supuesto sin que le pueda entrar una mota de polvo o humedad.

Reduce su tamaño a la mitad y en una caja, no solo podrás meter abrigos, sino también otras prendas. Gracias a que estas bolsas aumentan casi el doble del espacio disponible.

Cómo sobrevivir a una mudanza internacional

Una mudanza a otro país puede ser una de las situaciones más estresantes que puedes llegar a vivir en tu vida. Por eso, para sobrevivir a una mudanza internacional debes dejar esta mudanza de esas condiciones tan particulares en manos de profesionales. Pregunta precios de mudanzas internacionales, te aseguramos que Mudanzas Mundivan te dará el mejor presupuesto.

Planifica esta mudanza con tiempo, dos semanas antes puede empezar a llenar cajas con las cosas que menos utilices mientras que lo imprescindible se podrá empaquetar justo antes de partir.

Es muy importante que repartas bien el peso. Las cajas pequeñas se las puedes asignar a los libros, o si prefieres meterlos en cajas más grandes, que sea con objetos mucho más ligeros.

Debes separar las cosas que viajarán contigo en la maleta y debes informarte sobre cuántas maletas te deja facturar la compañía con la que vuelas.

En los laterales de las cajas debes pegar papeles indicando la estancia de la casa de donde proceden los objetos. si escribes una lista en la que indiques qué objetos hay en cada caja mejor, al principio puede parecerte absurdo, pero luego es perfecto para encontrar el objeto que necesitas.

Momento de hacer la maleta.

Las fotografías, joyas, documentos, equipos electrónicos u ordenadores siempre deben viajar contigo en el avión

La empresa de mudanza internacional tiene que encargarse, sólo, del transporte de muebles, ropa, decoración libros, no de bienes personales que quieres tener en casa en cuanto llegas de viaje y que perder supondría un desastre.

Para ahorrar espacio, la música y fotos pueden digitalizarse y dejar las originales guardadas en casa de algún familiar.

Si buscas cómo sobrevivir a una mudanza internacional, no dudes en consultarnos.