Como ahorrar en la factura de electricidad en los meses de verano
Con la llegada del verano y sus altas temperaturas se suele incrementar el uso de ventiladores y aires acondicionados, lo cual se refleja en un aumento sensible del monto de la factura de electricidad. Sin embargo, las nuevas tecnologías aplicadas al hogar ofrecen soluciones con las que podrás reducir notablemente el consumo eléctrico.Al recurrir a estos dispositivos para reducir la temperatura interior de la vivienda, disminuirás la dependencia de los aparatos de climatización. Una solución inteligente es instalar en los vidrios de tus ventanas vinilos reflexivos o utilizar vidrios inteligentes, dado que ambos anulan el efecto lupa que producen los vidrios comunes. El vinilo, método práctico y económico, es capaz de reflejar los rayos UVB y UVA hacia el exterior, reduciendo así los grados de tu estancia; los vidrios Dynamic Glass, por su parte están dotados con una capa electrocrómica en una de sus caras, lo cual permite disminuir hasta en un 90% el calor producido por el intenso sol estival.Otra solución es instalar ventanas o contraventanas con rotura de puente térmico. Estas cuentan con un efectivo mecanismo que impide la transmisión de calor, prestación que se traducirá en un eficiente ahorro a largo plazo. Primero, porque el PCV de sus ventanas y puertas no sufrirá la habitual dilatación producto del calor de la estación; segundo, porque al regular la temperatura de tu vivienda podrás darle un uso moderado a tus aires acondicionados. Completa la protección instalando persianas y toldos, y libérate de grandes facturas eléctricas este verano.

¿Por qué contratar el servicio de un guardamuebles?

Seguro que tienes más de un mueble o diferentes enseres estorbando en tu hogar por falta de uso o de espacio, sin embargo, no quieres tirarlos porque son nuevos, están perfectamente conservados o son un recuerdo especial. ¡No hay problema! Una excelente solución sería contratar el servicio de un guardamuebles. Aquí te damos las razones para hacerlo:

1- Ganarás en espacio: tu casa volverá a disponer de más amplitud y te sentirás libre de cargas innecesarias. Podrás deshacerte de todo aquello que no necesites, pasándoles la custodia a la empresa contratada.

2- Comodidad y rapidez: pronto te verás libre de todo lo que sientas que estorba y de la manera más sencilla y cómoda posible, ya que los profesionales se ocuparán de todo el proceso. Para ello solamente debes seleccionar todo aquello que no quieras.

3- Tus muebles estarán seguros: las empresas que ofrecen este tipo de servicios garantizan la seguridad de tus pertenencias, con lo que podrás sentirte tranquilo, ¡todos tus muebles estarán en buenas manos!

4- Pagas por lo que ocupas: el gasto que harás será proporcional a la cantidad de espacio que ocupen tus pertenencias, no hay una capacidad estándar para todos igual, pues cada uno necesita un espacio diferente.

5- Los muebles te serán devueltos tal cual los has entregado: confía en la empresa de contratación del servicio de guardamuebles, ya que tus muebles y enseres estarán bien custodiados y cuidados para el día de la devolución.

Si contratas un servicio de guardamuebles, ten por seguro que estarán a buen recaudo y podrás recuperarlos tan pronto los necesites.

Qué debe tener tu casa de alquiler para que tus inquilinos no se vayan

Con la llegada del verano muchos universitarios comienzan a buscar piso, un nuevo hogar en el que sentirse confortables y relajados para afrontar con energía y seguridad las duras jornadas docentes.

Por este motivo, como buenos arrendadores, es de vital importancia el poder mantener unas condiciones dignas y en las que el inquino se sienta satisfecho.

En primer lugar, una casa de alquiler debe tener los muebles básicos, como cama, mesas, sillas y escritorio. Un estudiante es una persona que pasa mucho tiempo sentada instruyéndose con dedicación, por lo que es importante presentar un buen mobiliario; pero sobretodo, cómodo.

También es crucial disponer de algunos aparatos eléctricos y electrodomésticos necesarios, como microondas, lavadora, plancha, televisión e incluso batidora o tostadora, ya que entendemos que las personas que viven de alquiler en nuestra casa, necesitan mantener un nivel gastronómico adecuado que les otorgue motivación y así ayudarles a no gastar demasiado en comida de restaurantes o comida rápido debido a que no dispongan de la posibilidad de cocinar en casa.

Otro punto olvidado por muchos caseros pero que con el transcurso de los días se va haciendo más importante, es el hecho de que la casa debe disponer de algo de decoración; por muy pequeña que sea, de esta manera ayudaremos a nuestros inquilinos a recrear un ambiente más vivo y cálido para que recuerden el confort de su antiguo hogar y no sientan inseguros y con ganas de marcharse de su nueva residencia.

Mudanzas de materiales frágiles. Mudanzas y guardamuebles Mundivan

Mudanza de materiales frágiles
A la hora de hacer una mudanza, todos nos preocupamos en tomar las máximas precauciones para proteger y evitar fallos que rompan o deterioren los artículos más frágiles. Por lo tanto, el embalaje de estos objetos es uno de los puntos clave al afrontar el traslado de nuestras pertenencias.

En el caso que se contrate a una empresa especializada, serán los operarios quienes realicen toda la labor. La profesionalidad, la experiencia y el uso de materiales adecuados para el embalaje y el transporte de este tipo de objetos nos darán un alto grado de seguridad y la garantía de que nuestros objetos llegarán a su destino en perfecto estado.

Si optamos por realizar la mudanza por nosotros mismos, lo primero que tendremos que hacer es determinar cuáles son los objetos susceptibles de padecer algún tipo de daño durante el traslado. Los materiales delicados como los objetos de cristal o cerámica, los artículos electrónicos y los cuadros o fotografías enmarcadas de gran tamaño son las piezas que necesitan una protección especial. Para que este tipo de artículos no sufran un percance durante el traslado habrá que asegurarse de que las cajas de embalaje sean de cartón firme y resistente y de que queden bien cerradas.

Para embalar los objetos frágiles harán falta plásticos de burbujas y, en su defecto, papel de periódico, cajas, cinta adhesiva y grapadora. Antes de comenzar a embalar, siempre es aconsejable colocar una base de amortiguación en el fondo de las cajas (envases de huevo, bolsas con papel, una toalla…) y también es conveniente envolver por separado cada pieza delicada con plástico de burbujas para evitar que se rompan con el contacto. Otro de los puntos importantes es el de tomar la precaución de colocar los objetos más pesados en el fondo y, para que los objetos no reboten en el interior de las cajas, todos los huecos deberán estar rellenos con papel o espuma de poliuretano.

Los artículos electrónicos es conveniente transportarlos en su embalaje original, si no de dispone de él hay que protegerlos con cartón, plástico de burbujas y esquineras. Colocar todos los cables y pequeñas piezas en la misma caja para no confundirlos y extraviarlos facilitará su posterior montaje. Para el transporte, los electrodomésticos de mayor tamaño deberán ir sujetos con cintas de sujeción a la cabina del camión para evitar los desplazamientos.

Por otro lado, es muy importante indicar en cada caja que el contenido es frágil, aclarar que parte debe ir hacia arriba e indicar que no se debe colocar otros bultos encima de las mismas. También es recomendable indicar si es el contenido de la caja es susceptible a los rayos solares o a la humedad (por ejemplo en el caso de obras de arte como pinturas y electrodomésticos)

Siguiendo estas recomendaciones básicas, estaremos asegurando que nuestras pertenencias más delicadas y frágiles lleguen a su punto de destino en perfecto estado.

Fuente de imagen: Douglas Heriot