Como ahorrar en la factura de electricidad en los meses de verano
Con la llegada del verano y sus altas temperaturas se suele incrementar el uso de ventiladores y aires acondicionados, lo cual se refleja en un aumento sensible del monto de la factura de electricidad. Sin embargo, las nuevas tecnologías aplicadas al hogar ofrecen soluciones con las que podrás reducir notablemente el consumo eléctrico.Al recurrir a estos dispositivos para reducir la temperatura interior de la vivienda, disminuirás la dependencia de los aparatos de climatización. Una solución inteligente es instalar en los vidrios de tus ventanas vinilos reflexivos o utilizar vidrios inteligentes, dado que ambos anulan el efecto lupa que producen los vidrios comunes. El vinilo, método práctico y económico, es capaz de reflejar los rayos UVB y UVA hacia el exterior, reduciendo así los grados de tu estancia; los vidrios Dynamic Glass, por su parte están dotados con una capa electrocrómica en una de sus caras, lo cual permite disminuir hasta en un 90% el calor producido por el intenso sol estival.Otra solución es instalar ventanas o contraventanas con rotura de puente térmico. Estas cuentan con un efectivo mecanismo que impide la transmisión de calor, prestación que se traducirá en un eficiente ahorro a largo plazo. Primero, porque el PCV de sus ventanas y puertas no sufrirá la habitual dilatación producto del calor de la estación; segundo, porque al regular la temperatura de tu vivienda podrás darle un uso moderado a tus aires acondicionados. Completa la protección instalando persianas y toldos, y libérate de grandes facturas eléctricas este verano.

¿Por qué contratar el servicio de un guardamuebles?

Seguro que tienes más de un mueble o diferentes enseres estorbando en tu hogar por falta de uso o de espacio, sin embargo, no quieres tirarlos porque son nuevos, están perfectamente conservados o son un recuerdo especial. ¡No hay problema! Una excelente solución sería contratar el servicio de un guardamuebles. Aquí te damos las razones para hacerlo:

1- Ganarás en espacio: tu casa volverá a disponer de más amplitud y te sentirás libre de cargas innecesarias. Podrás deshacerte de todo aquello que no necesites, pasándoles la custodia a la empresa contratada.

2- Comodidad y rapidez: pronto te verás libre de todo lo que sientas que estorba y de la manera más sencilla y cómoda posible, ya que los profesionales se ocuparán de todo el proceso. Para ello solamente debes seleccionar todo aquello que no quieras.

3- Tus muebles estarán seguros: las empresas que ofrecen este tipo de servicios garantizan la seguridad de tus pertenencias, con lo que podrás sentirte tranquilo, ¡todos tus muebles estarán en buenas manos!

4- Pagas por lo que ocupas: el gasto que harás será proporcional a la cantidad de espacio que ocupen tus pertenencias, no hay una capacidad estándar para todos igual, pues cada uno necesita un espacio diferente.

5- Los muebles te serán devueltos tal cual los has entregado: confía en la empresa de contratación del servicio de guardamuebles, ya que tus muebles y enseres estarán bien custodiados y cuidados para el día de la devolución.

Si contratas un servicio de guardamuebles, ten por seguro que estarán a buen recaudo y podrás recuperarlos tan pronto los necesites.

Qué debe tener tu casa de alquiler para que tus inquilinos no se vayan

Con la llegada del verano muchos universitarios comienzan a buscar piso, un nuevo hogar en el que sentirse confortables y relajados para afrontar con energía y seguridad las duras jornadas docentes.

Por este motivo, como buenos arrendadores, es de vital importancia el poder mantener unas condiciones dignas y en las que el inquino se sienta satisfecho.

En primer lugar, una casa de alquiler debe tener los muebles básicos, como cama, mesas, sillas y escritorio. Un estudiante es una persona que pasa mucho tiempo sentada instruyéndose con dedicación, por lo que es importante presentar un buen mobiliario; pero sobretodo, cómodo.

También es crucial disponer de algunos aparatos eléctricos y electrodomésticos necesarios, como microondas, lavadora, plancha, televisión e incluso batidora o tostadora, ya que entendemos que las personas que viven de alquiler en nuestra casa, necesitan mantener un nivel gastronómico adecuado que les otorgue motivación y así ayudarles a no gastar demasiado en comida de restaurantes o comida rápido debido a que no dispongan de la posibilidad de cocinar en casa.

Otro punto olvidado por muchos caseros pero que con el transcurso de los días se va haciendo más importante, es el hecho de que la casa debe disponer de algo de decoración; por muy pequeña que sea, de esta manera ayudaremos a nuestros inquilinos a recrear un ambiente más vivo y cálido para que recuerden el confort de su antiguo hogar y no sientan inseguros y con ganas de marcharse de su nueva residencia.

Cambio de armario. Trucos para guardar la ropa de forma adecuada.

Con el buen tiempo, llega el momento de hacer un cambio de armario. Con este sencillo truco, la ropa quedará protegida hasta que se vuelva a usar.
Para comenzar, es importante tener localizada las prendas que se quieren guardar. La ropa de la estación pasada se puede clasificar, bien por tipo de prenda (jerséis, abrigos, bufandas, vestidos, etc.), bien por color, o bien por tipo de tela (lana, punto, etc.). Tal vez, la clasificación más cómoda y rápida, sea por tipo de prenda.

Una de las formas de mantener la ropa fresca y limpia hasta que se vuelva a usar, es lavar todas las prendas que se quieren guardar (recomendablemente en el trastero). Una vez que se tiene toda la ropa de la temporada pasada lavada se agrupa según la clasificación que elija la persona.

A continuación, uno de los trucos que está abordando todo el mundo, por su comodidad y por su cuidado de la ropa. Se trata de unas bolsas que se pueden localizar en cualquier tienda que tenga accesorios de hogar, bazares chinos, Primark, etc. Estas cuentan con una abertura para envasar al vacío con la aspiradora, dejando así la ropa tal cual, salida de la lavadora Con su olor fresco, y por supuesto sin que le pueda entrar una mota de polvo o humedad.

Reduce su tamaño a la mitad y en una caja, no solo podrás meter abrigos, sino también otras prendas. Gracias a que estas bolsas aumentan casi el doble del espacio disponible.