Cómo acondicionar las cortinas de tu casa

Uno de los elementos más importantes de una estancia son las cortinas. Majestuosas y elegantes, las cortinas aportan un toque de distinción a toda estancia en la que se coloquen. El aspecto y estilo de la cortina es un punto de decoración significativo para marcar la tendencia de la habitación en la que se encuentren. El ambiente creado en cada estancia varía según el diseño y la textura que elijamos para las cortinas.
Por todo ello, mantener las cortinas en un estado adecuado es imprescindible para que nada altere la decoración de las habitaciones de nuestro hogar. Acondicionar las cortinas es algo muy sencillo, simplemente hay que seguir los siguientes pasos:
-Lo primero que hay que hacer cuando queremos devolver el aspecto impecable a las cortinas, es descolgarlas y quitarles los ganchos o argollas con los que estaba sujeta.
-Cuando las tengamos descolgadas, resulta conveniente sacudir las cortinas para eliminar el polvo suelto que puedan tener.
-Posteriormente se colocan en un recipiente suficientemente grande como para que las cortinas quepna sin problemas y las pondremos en agua tibia. Las enjuagaremos dos veces para eliminar más polvo que haya podido quedar adherido.
-Seguidamente, colocaremos agua tibia limpia y jabón para ropa delicada y sumergiremos las cortinas en esta solución durante 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo enjuagamos las cortinas unas tres veces para eliminar el jabón.
-Sacamos las cortinas del agua y apretándolas retiramos el exceso de agua antes de tenderlas. Nunca deben retorcerse las cortinas para evitar la formación de marcas en las mismas.
-Para tender las cortinas resulta recomendable colocar previamente una toalla en la cuerda en la que se van a tender para evitar que ésta les deje marca. Es recomendable tender las cortinas a la sombra para que el sol no estropee su color o deje zonas más claras.
-Si las cortinas están elaboradas con tela que no hace falta planchar, éstas pueden colocarse en su sitio antes de que estén totalmente secas, terminando de secarse una vez colgadas.
Siguiendo estos sencillos pasos siempre dispondremos de cortinas en perfectas condiciones para que todas las habitaciones cuenten con una distinción especial.