Mudanza de una empresa ¿Cómo se hace?

En los últimos días estamos viendo cómo diversas empresas catalanas se mudan a otros lugares de España debido a la inestabilidad política actual. Sin embargo, ¿sabes cuál es el proceso a realizar exactamente? Aquí vamos a tratar de explicártelo.

1. Cambio de la sede social

Este paso es indispensable a la hora de migrar una empresa desde Cataluña a cualquier otro punto de España. Hay que tener en cuenta que la ley establece que la sede social es el domicilio de una persona jurídica y debe ser el lugar en el que se encuentre su centro de administración o su principal establecimiento de explotación.

Es necesario notificar el cambio de la sede social tanto a las autoridades catalanas como a la provincia y a la comunidad autónoma en la que se va a establecer. Antes era necesario, en el caso de las sociedades anónimas, pactar el traslado mediante junta de accionistas, aunque ahora ya no.

2. Consejos para una buena mudanza

Dejando a un lado el aspecto legal, hay que tener en cuenta que la mudanza de una empresa conlleva el traslado de una gran cantidad de equipos y materiales. En este sentido, contar con un trastero en el punto de llegada puede ser muy útil de cara a proceder, con posterioridad, a la organización del nuevo espacio.

Debes elegir un trastero acorde a tus necesidades de mudanza. En este sentido, los hay de muchos tamaños diferentes, por lo que seguro que no te cuesta encontrar el más adecuado para tus necesidades. Además, asegúrate de envolverlo e inventariarlo todo para que, al acabar, no te falte nada.

Consejos para evitar el robo en tu trastero
El cuarto de los trastos es el lugar por excelencia donde se van acumulando esos objetos que ya no usamos tanto, así como aquellos que tienen un valor especial para nosotros. Sin embargo, este suele ser el espacio que más descuidamos en materia de seguridad, hecho demostrado por la tendencia creciente de las cifras de robos de trasteros en el país.

En caso de no disponer uno, cabe destacar que siempre es una buena idea alquilar un trastero o un guardamuebles para librarse de la preocupación de los trastos. No obstante, si ya optaste por la opción del alquiler trastero, ahora lo importante es evitar que lo roben. A continuación, algunos consejos de seguridad.

Como medida inicial, es recomendable instalar una cerradura de calidad. Para que esta cumpla efectivamente su fin, los cerrajeros profesionales abogan por el uso de una de doble anclaje, tanto al techo como al suelo. Su instalación es rápida y fácil y evitará que su puerta sea apalancada.

En caso de que tengas algunos objetos de valor entre los trastos, se puede optar por una opción más sofisticada, por ejemplo, la instalación de un sistema de seguridad que dispare las alarmas en caso que un intruso intente entrar a la fuerza a su trastero.

Finalmente, para que su alquiler trastero sea fructífero, una medida efectiva es la prevención. De ahí la importancia de la discreción, de evitar que los objetos de más valor queden expuestos a la vista o de forma que llamen mucho la atención.

Errores más comunes a la hora de realizar una mudanza

Recordemos que las personas implicadas en un traslado de estas características no solo dejan a atrás un hogar en la que puede que lleven viviendo muchos años, también dejan atrás parte de sus vidas: recuerdos imborrables, vivencias de todo tipo, amistades, etc. Una mudanza suele ocasionar bastante estrés e intranquilidad ante un cambio tan radical emocionalmente.

La ansiedad puede aparecer también cuando la persona siente que, por motivos laborales o de cualquier tipo, no dispone del tiempo suficiente para dedicarle a la mudanza, cuestión que genera nervios e incertidumbre. Por esta serie de factores, se suelen cometer algunos errores muy frecuentes en este tipo de traslados.

Primeramente, hay que tratar de afrontar la mudanza con la debida calma. Está claro que hay que huir de las prisas, ya que desear acabar lo antes posible se puede traducir en una mala organización de la mudanza que, finalmente, desemboque en una sensación de caos total. Hemos de ser conscientes que para llevar a cabo una tarea de manera óptima se precisa un tiempo razonable.

Otro error común es no tramitar los permisos municipales oportunos que necesitarán los camiones para poder operar en el barrio. Este error puede suponer una pérdida de tiempo considerable, ya que hay que organizar y coordinar todo de nuevo para otro día.

Es habitual también que, para aligerar el proceso, se sobrecarguen las cajas de cartón con más peso de la cuenta, lo que puede ser peligroso para la espalda, además de aumentar el riesgo de que se rompan y dañar las pertenencias. Además, desmontar los muebles sin tomar nota para el posterior montaje es un grave error que puede hacernos perder mucho tiempo.

Lo cierto es que lo barato puede resultar muy caro, es por ello que delegar esta tarea a una empresa de mudanzas profesional es, sin duda, la mejor solución. De esta manera, se transportaran los enseres de forma segura, con la garantía de que ni el mobiliario ni las pertenencias sufrirán daño alguno. Las empresas especializadas cuentan con el equipo técnico idóneo para realizar estas labores adecuadamente. Asimismo, la misma empresa se puede encargar de gestionar los permisos municipales y coordinar cada uno de los aspectos de la mudanza, con el objetivo de que, al llegar el día del traslado, todo se haga de manera eficiente y rápida.

Realizar o no una mudanza en verano. Mudanzas y transportes Mundivan

Mudanza en verano.
Las mudanzas aumentan considerablemente durante el verano. En todos los países el incremento de las mudanzas en verano supera el 20% respecto a otras épocas del año.
Esta opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Leer Más

¿Qué es una mudanza ecológica?

La elección de una empresa de mudanzas que se comprometa con el medio ambiente es un buen punto de partida para empezar a hacer el traslado. Las empresas de mudanzas ecológicas tienen normas mínimas de conducta útiles para hacer su trabajo respetando el medio ambiente, usando vehículos con licencia, protección para su depósito y arbitraje o conciliación libre en el improbable caso de que algo salga mal.

Las empresas que no invierten en normas ecológicas, probablemente, también carecen de los fondos para invertir en vehículos apropiados, con un mantenimiento deficiente, como furgonetas sin licencia o no idóneas que también son un peligro en la carretera, y que pueden incumplir las condiciones del seguro (suponiendo que en realidad están aseguradas) , es decir, si hay un accidente o sus mercancías se dañan en la carga y el transporte, no pueden ser cubiertos.

Muchas empresas improvisan o simplemente son personas que se hacen pasar por empresas pero que trabajan a nivel personal y no emplean todo lo necesario para un trabajo ecológico. Si el equipo de mudanzas no es profesional, sus posesiones no pueden ser tratadas con respeto, embalándose estas correctamente para los viajes y suponiendo un riesgo a todos los niveles. Si la tripulación no trabaja a tiempo completo, una vez que han hecho el trabajo y que se van, no hay regreso y no quedan garantías.

Las empresas profesionales que respetan la ecología, a menudo proporcionan pegatinas o códigos de colores que ayudan a identificar la potencial contaminación de los objetos, haciendo una mudanza más ordenada y limpia. Un traslado es una oportunidad para poner orden en su casa y tirar cosas que realmente no sean necesario, así que la empresa se encargará de darles el destino más ecológico a estos elementos.

Olvídese de los montones y el desorden, suponen un peligro para todos. Un buen trabajo de mudanzas dejará todo listo, tanto lo que se llevan como lo que dejan, y preparará el espacio vacío para que no se corrompa o ensucie en un tiempo, igualmente protegeremos todo aquello que se traslade de sitio, según las características de cada cosa. Las mudanzas descuidadas suelen dejar cosas en el congelador, o desvanes llenos de suciedad, u otros habitáculos en condiciones insalubres, dejando señas de un trabajo poco profesional.

Cómo planificar una mudanza. Mudanzas y transportes Mundivan

Una mudanza SIEMPRE, es un cambio muy significativo, para muchos cómo planificar una mudanza se convierte en un proceso traumático del que, dependiendo de tu organización, se puede salir airoso. El primer punto en esta lista de consejos sobre cómo planificar una mudanza es contactar con una empresa de profesionales, que harán las cosas mucho más fáciles y llevaderas.

El siguiente paso que cualquier persona que se vaya a mudar debería hacer es comparar presupuestos de diferentes empresas del gremio. Pero teniendo en mente que a veces lo barato sale caro. Se trata, como casi siempre, de encontrar una justa relación calidad/ precio.
Una vez elegida la compañía de mudanzas, se puede ahorrar tiempo y dinero preparando previamente las cajas que hay que trasladar. Es indispensable ajustar el tamaño de la caja al tamaño de los objetos y a su peso, porque esto facilitará mucho el trabajo de la empresa de mudanzas y supondrá una rebaja en el coste de horas de trabajo invertidas. Parece una obviedad, pero hay quien no es consciente de que los libros pesan mucho más que la ropa y requieren una caja de menor tamaño, por poner un ejemplo.
A la hora de preparar los bultos, lo suyo es empezar por aquellas cosas que menos se utilizan y dejar los objetos de primera necesidad para el final. También es aconsejable llevar un registro de cajas y de los objetos que portan, así como numerarlas y marcarlas antes de iniciar la gran aventura del traslado.
Si se ha elegido la empresa de transportes adecuada, la tarea de desmontar los muebles correrá a cargo de los trabajadores (así suele ser). Y si ellos han desmontado los muebles, también se encargarán de dejarlos como estaban en la nueva vivienda, lo cual es una facilidad importante a tener en cuenta. Muchas empresas no se responsabilizan de montar los muebles si no los han embalado sus trabajadores, así que más vale dejar estas cuestiones claras antes de contratar el servicio.
Da igual las tareas que se tengan que afrontar a la hora de cómo planificar una mudanza si no se hace con espíritu positivo. Es cierto que mover una casa entera puede causar nerviosismo y sensación de inseguridad. Pero con tranquilidad y ganas de que las cosas salgan bien todo se lleva mucho mejor.
Fuente de imagen: Kim Love
Mudanza internacional: Consejos

Es altamente recomendable contactar con una empresa especializada en este tipo de traslados. Entre otros motivos, los muebles y objetos han de embalarse y desembalarse de una determinada manera, independientemente de si se utiliza el barco, el avión, el tren o un automóvil para desplazarlos. Las empresas especializadas en una mudanza internacional – como es el caso de Mudanzas Mundivan- de hecho, aconseja el mejor medio para cada caso concreto. Además, suelen contar con asesoramiento legal, algo muy importante cuando se desconocen las normas del país adonde se vaya a terminar por vivir.

Si ya de por sí resulta complicada una mudanza, una internacional incrementa los riesgos. Por ello, hemos recopilado una serie de consejos para conseguir que tu hacer una mudanza internacional sea un éxito.

Empaqueta y envía solo lo necesario y de importancia para ti.

Considera que la distancia a recorrer es larga, por lo tanto, empaqueta todo con mucho cuidado si crees necesario puedes contratar los servicios de una empresa experta y así tener seguridad de que tus pertenencias llegarán en buen estado a su destino internacional.

Es de vital importancia contar con los permisos necesarios y tener todos los documentos en orden para así evitar inconvenientes. Realiza una lista detallada de tus pertenencias enviadas y asegúrate de guardar con mucho cuidado el recibo, documento o comprobante que te da la empresa y con el cual podrás retirar tus pertenencias en el destino internacional a donde te dirijas.

Infórmate de las restricciones a nivel internacional que pudiese haber para el transporte de productos como armas, alcohol, plantas, alimentos entre otros…

Antes de realizar la mudanza internacional asegúrese de:
- Conocer las regulaciones y reglas de importación para las mudanzas del país al cual se dirige.
-Especificar a la empresa encargada de realizar la mudanza las dimensiones de las carreteras por donde transitarán para así transportar la carga en el vehículo indicado.
- El transitario debe contar con la licencia y autorización de la Administración de Transporte.
- Contar con un agente de destino responsable.
- Tener en orden todos los documentos que se requieran para el transporte de la mudanza.

Es altamente recomendable contactar con una empresa especializada en este tipo de traslados. Entre otros motivos, los muebles y objetos han de embalarse y desembalarse de una determinada manera, independientemente de si se utiliza el barco, el avión, el tren o un automóvil para desplazarlos. Las empresas especializadas en una mudanza internacional – como es el caso de Mudanzas Mundivan- de hecho, aconseja el mejor medio para cada caso concreto. Además, suelen contar con asesoramiento legal, algo muy importante cuando se desconocen las normas del país adonde se vaya a terminar por vivir.

En cuanto a la documentación necesaria para hacer una mudanza internacional, en primer lugar está el contrato en sí mismo entre usted y la empresa de mudanzas. Igualmente, muchas de estas entidades requieren una carta poder para otorgarles el permiso de trasladar sus pertenencias. Después, también en función del lugar adonde vaya, necesitará realizar fotocopias de todos los pasaportes de la unidad familiar, principalmente de cara al Servicio de Aduanas. En muchos países, por otro lado, se requieren salvoconductos, unos documentos expedidos por un organismo oficial que dejan transitar por su territorio. Además, resulta muy conveniente contratar un seguro específico que cubra muebles y objetos.
En lo referente al tiempo, aparte de la distancia, la urgencia también influye en lo que se pueda tardar. En este sentido, el avión se utiliza en exclusiva para los traslados que necesitan especial premura. Si, por el contrario, se opta por el barco, siempre mucho más económico, llegar a un destino de Iberoamérica puede llevar unos 30 o 40 días mientras que por aire rondaría los 15. Dentro de los gastos completos se han de incluir el inventario, el embalaje, la carga desde el domicilio pero también los permisos aduaneros para sacar la mercancía del puerto o aeropuerto.
Si buscas cómo hacer una mudanza internacional, no dudes en consultarnos.
Mudanzas de oficinas: cómo organizarla

Seamos sinceros, las mudanzas de oficina no son nada fáciles. Es una tarea complicada que hay que dejar en manos de profesionales. Cualquier extravío puede ser una desgracia. Además, hay muchos objetos delicados como ordenadores, televisiones, discos duros que necesitan una cuidadosa manipulación. Cada papel, carpeta, archivador, cuaderno o post-it tiene que llegar a salvo en la mudanza de oficina.

El hecho de realizar un traslado sin una organización previa puede resultar problemático, además de surgir numerosos imprevistos. Una planificación de antemano le ayudará a coordinar todo el proceso sin apenas sufrir por ello.

Leer Más

Pide tu presupuesto de mudanzas online

Estamos en la era de internet ¿hay algo más cómodo que contactar con empresas de mudanzas online? Lo más importante es que tu mudanza quede en manos de profesionales y si no quieres pagar una cantidad desorbitada, lo mejor es que enciendas tu ordenador y realices una comparación de mudanzas online entre todas las empresas especializadas que existen.

Seguro que, como a la mayoría, te surgen dudas ¿Cuánto deberán pagar por el servicio de traslado de cosas y cómo conseguir el mejor presupuesto online? Te ayudamos para que ese rastreo de mudanzas online no se te haga muy complicado.

Reducir todos los gastos posibles

Una de las medidas que se pueden tomar para que el presupuesto se adecue a la economía de cada persona es buscar a alguien que quiera aprovechar el mismo envío. Tal vez un conocido o familiar tiene que llevar cosas y, de esta forma, compartirían los gastos. El presupuesto de mudanzas online será el mismo pero dividido en dos.

Preparar lo máximo posible

Algunas empresas de mudanza cobran según la cantidad de objetos que se trasladen, el valor de los mismos, y sobre todo, el lugar en donde se encuentran y si hay que embalarlos o no. Por esta razón, es muy importante que el cliente prepare lo máximo posible para que el camión venga y solo tenga que subir las cosas. Incluso, se puede sacar al jardín o al frente todos los objetos para que ni siquiera tengan que sacarlos de la casa.

Cargar todo uno mismo

Algunas empresas de mudanzas reducen el presupuesto si el cliente embala y sube las cosas al camión por sus medios. Si bien es más agotador y se pierde más tiempo, es una buena alternativa para ahorrar unos cuantos euros. Si la idea es esta, lo mejor será pedir ayuda a un amigo o familiar para que la tarea sea mucho más sencilla.

¿Cuánto cuesta hacer una mudanza?

Las empresas de mudanzas online tienen distintos presupuestos que varían según las condiciones y objetos a llevar, entre otras cosas. Las variantes que hacen modificar el precio del servicio son los metros cuadrados de la vivienda, el tamaño de cada objeto y la cantidad de productos a transportar, el tipo de cosas a mudar y si está o no embalado. También se tiene en cuenta la cantidad de operarios que se necesitan para realizar el servicio, si existen o no ascensores y la facilidad para acceder a los inmuebles o desmontarlos.

Buscar el precio ideal, la tarea más difícil

En el mercado de las mudanzas hay distintas empresas y los precios varían. Está en cada cliente buscar el mejor precio. Pero hay algo que se debe tener en cuenta. Muchas veces el costo será menor pero el servicio puede que sea inferior o no exactamente el que se necesita. Hay que estudiar todo detalladamente para conseguir el mejor presupuesto de mudanza con un servicio de calidad.

Fletes-qué-son

¿Qué son los fletes? Se define como flete el proceso que se lleva a cabo a la hora de realizar el alquiler de un medio de transporte para traslado de    mercancía, como puede ser un barco. Este término también se puede utilizar para definir el precio que se debe pagar por el desplazamiento de la carga que se desea transportar. En último lugar, la palabra también se utiliza para denominar a la propia carga que se va a trasladar.

De manera más extendida, los fletes son directamente los transportes que se realizan a través de vía marítima con el uso de un barco. Los fletes permiten transportar todo tipo de mercancías en instalaciones marítimas preparadas para su desplazamiento. Siempre se producen dos partes a la hora de organizar los fletes. La parte que pone el barco, el transporte en el cual se harán los fletes, es conocido como el fletante y recibe un pago de flete en base a la distancia o el volumen de la mercancía a trasladar. La parte contratante del servicio es la conocida como fletadora, que define el producto que desea trasladar gracias a una embarcación marítima.

El medio de transporte más recomendable para los fletes, sobre todo en traslados de volumen elevado y pesado, es el marítimo. El flete aumenta también en base a la distancia que se esté interesado en recorrer en el traslado, por lo que es otro factor a tener muy en cuenta a la hora de contratar este servicio. Por otro lado, el flete se puede incrementar en base a si el transporte debe esperar a su llegada o a su correspondiente carga. El transporte de unas mercancías determinadas, especialmente si son muy pesadas, puede tener un coste de flete superior.

La cantidad mínima de mercancía que se establece en los fletes debe estar indicada en cada uno de los contratos utilizados para la adquisición de estos servicios. El precio de los fletes dependerá del peso de tonelaje en base a la distancia o ruta que se quiera desarrollar para trasladar esa mercancía. Es habitual que sean transportes de gran tamaño y peso para compensar el precio y esfuerzo del servicio.

Si bien los fletes son de origen marítimo en cuanto al transporte en barco, también son utilizados en otro tipo de casos. Por ejemplo, en el alquiler de naves o en las cargas transportadas por estas naves. También se utilizan en transportes de larga distancia con vehículos de gran tamaño, como camiones, especialmente a la hora de permitir desplazamientos de gran volumen.

12345...